English EN Spanish ES

CONOCE LAS PROPUESTAS DE POLITICA EXERIOR DEL NUEVO PRESIDENTE DE COLOMBIA

Compartir en

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

El presidente electo de Colombia examinará las relaciones bilaterales que han sido históricamente importantes para el país. Las alianzas, dice, deben pensarse en ayudar al pueblo colombiano.

Gustavo Petro, candidato del Pacto Histórico, ganó las elecciones presidenciales de Colombia en su tercer intento, con el 50,57 % de los votos. A la espera de la ceremonia de su investidura, recordamos cuáles son sus propuestas sobre política exterior.

Para Petro, “la relación bilateral entre Colombia y Estados Unidos es de suma importancia para nuestro país y la cercanía que ha caracterizado nuestras relaciones históricamente debe continuar en la medida que ayude a fortalecer la paz, apuntalar la democracia, combatir la corrupción, y elaborar una política de drogas que muestre eficacia sin violar los derechos humanos y sin profundizar la pobreza rural”.

En Colombia siempre se ha respetado la relación especial con los EE. UU. y los países de la alianza noratlántica. Estos países han sido actores principales en nuestro comercio y política exterior y desde nuestro gobierno profundizaremos las relaciones históricas de amistad.

Por eso, el presidente electo promete, sobre las relaciones con Estados Unidos:

  • Fomentar el comercio binacional y la inversión extranjera estadounidense en Colombia, respetando a las personas y el medio ambiente
  • Insistir en trabajar en un proceso de desnarcotización y en el desarrollo de una nueva política de drogas según un nuevo paradigma basado en la regulación, la no criminalización de los campesinos cultivadores, el sometimiento judicial de las organizaciones criminales al servicio del narcotráfico, el abordaje del consumo como un tema de salud pública, la sustitución de cultivos de uso ilícito, el cumplimiento y profundización de lo acordado en el punto 4 de los Acuerdos de Paz.
  • Revisar algunos TLC y eventualmente renegociar en clave de que sean justos y se conviertan en herramientas para estimular la productividad, combatir el cambio climático, desarrollar transferencias de conocimiento y crear nuevos puestos de trabajo.
  • Liderar una conversación, junto con otros presidentes de América Latina, para que se busque una transición energética. El domingo, tras su elección, recordó el impacto que tienen las políticas actuales de Estados Unidos en el mundo. Pidió un compromiso más fuerte.

Sobre China, Petro dice que, además de ser uno de los socios comerciales, el gigante asiático también ha contribuido con millones de dólares en cooperación internacional para la paz.

“Su gobierno ha promovido la hermandad entre nuestros territorios. El año pasado, por ejemplo, el Departamento de Antioquia y la Provincia de Fujian firmaron un acuerdo de hermandad para promover la exportación de café y otros productos del campo antioqueño”, recordó el presidente electo.

Por esto, Petro promete afianzar las relaciones con China, a la vez que espera:

  • No intervenir en asuntos internos de otros países, por lo que la relación de China con Rusia es de resorte interno de China y no será tema de debate de Colombia.
  • Priorizar los intereses de los territorios colombianos y sus comunidades. Si China busca apoyar el desarrollo del campo y promover la protección de nuestra biodiversidad, se considerará profundizar los lazos diplomáticos.

Sobre Rusia, Petro rechaza las agresiones militares de Vladimir Putin hacia el sur y oriente de Ucrania.

“Toda aquella actividad humana internacional de carácter político, económico o ambiental que destruya o amenace deliberadamente la vida debe ser rechazada por Colombia, tal como la guerra, sea interna o internacional, y buscar, de paso, la construcción de mecanismos que se reconcilien con la vida”

Por eso, promete sobre Rusia:

Adoptar una conversación franca para aportar salidas a la guerra y otras crisis que puedan presentarse, no desde la confrontación, sino desde la diplomacia.

Petro y la Venezuela de Maduro

La relación histórica con Venezuela era una de las más estratégicas y fluidas para Colombia. Pero desde el 25 de febrero de 2019, la embajada y los 15 consulados colombianos en ese país están cerrados por orden del presidente Duque. Por otro lado, en su administración, Duque habló en más de una ocasión sobre la “complicidad del régimen dictatorial de Nicolás Maduro” frente a la presencia de grupos armados en territorio venezolano. Y reconoció a Juan Guaidó como presidente interino de ese país, lo que terminó de dilapidar las relaciones con el oficialismo en Venezuela.

Ante la extensa baraja de asuntos que son claves para las relaciones bilaterales entre Colombia y Venezuela, y las condiciones actuales de dicha relación, Petro promete:

  • Mantener canales de comunicación abierta con el gobierno democráticamente elegido de Venezuela.
  • Lograr el restablecimiento de las relaciones consulares con Venezuela, en beneficio de los colombianos en ese país y de los venezolanos en Colombia, con el objetivo siguiente, que será el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

Te recomendamos: Gustavo Petro, Gabriel Boric y otros presidentes de izquierda en América Latina

Petro y la migración venezolana

En cuanto a la migración, este desafío aparece tres o cuatro veces en su programa de gobierno, aunque esto fue mucho más que la mayoría de los candidatos a la presidencia.

  • Petro dice que “es necesario que los programas de inserción laboral y educativa para poblaciones migrantes se diseñen de acuerdo con una caracterización de las poblaciones migrantes residentes en Colombia. Esto implica no solo la realización de un censo, sino el espacio de diálogo y construcción colectiva con esta población”, por lo que se espera que continúe con el trabajo para la integración económica de la población migrante que se ha hecho durante el gobierno Duque.
  • También piensa en liderar una conversación regional para encontrar soluciones al desafío migratorio. Petro dice que “es urgente avanzar en una estrategia y agenda de diálogo bilateral con gobiernos de Centro y Suramérica, y en instancias regionales, orientada al diseño e implementación de medidas conjuntas de integración de poblaciones migrantes en condiciones de dignidad, reconociendo los distintos aportes que conlleva la migración”.
  • Por último, dice que “es necesario diseñar un sistema de evaluación del impacto que tiene la ayuda humanitaria en las condiciones de vida y en los procesos de inserción laboral, económica, social y cultural de poblaciones migrantes que se encuentran en Colombia. Esto permitirá hacer una planeación del uso y destinación de estos recursos hacia soluciones duraderas de largo plazo que incluyan a poblaciones receptoras también”.

Sobre la carrera diplomática

Petro promete la despolitización del servicio exterior y el fortalecimiento de la Carrera Diplomática y Consular, dos pilares complementarios de cualquier estrategia para dinamizar el papel de Colombia en el mundo.

El presidente electo espera romper “el uso clientelista de cargos diplomáticos y consulares para pagar favores políticos ha tenido un impacto nefasto en la política exterior y el detrimento patrimonial”. Para él, “una proyección internacional audaz y efectiva no se logra sin un cuerpo profesional y especializado en múltiples áreas del quehacer mundial, que se forma en el servicio público dentro de un sistema de carrera al que se ingresa por concurso de méritos”.

En resumen, Petro plantea:

  • Un cambio en el régimen de ascensos puede ser una buena táctica para reformar al cuerpo diplomático colombiano. La ciudadanía en el exterior quiere ver unos funcionarios consulares profesionales, bilingües, conocedores del territorio y sus instituciones, pero más que nada quieren un cuerpo diplomático que le responda a sus necesidades como colombianos de la diáspora.
  • Derogar el Decreto 1185 del 30 septiembre de 2021, que otorga responsabilidades en materia de relaciones internacionales y funciones propias del Ministerio de Relaciones Exteriores a la jefatura de gabinete de la Presidencia. Con esto, espera que la Cancillería recupere su rol como rectora de las relaciones exteriores de Colombia.

Tomado del Elespectador.co

SÍGUENOS

Noticias Relacionadas