English EN Spanish ES

BAJA EL COSTO DEL FLETE MARÍTIMO EN EL MUNDO

Compartir en

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Pasadas las olas más mortales del Covid 19, el flujo del transporte de carga por vía marítima comienza a regularizarse entre los principales puertos del mundo, y ello se empieza a reflejar en una reducción de fletes.

Según los expertos, aún no se está repercutiendo en los costes de los fletes el conflicto bélico en Ucrania, aunque de mantenerse en el tiempo va a suponer un incremento en los alquileres de los diferentes tipos de contenedores usados en el transporte marítimo de mercancías. En este primer semestre del año los precios se han visto favorecidos, a la baja, por los costes promedios marcados en los puertos chinos de Ningbo, Shenzhen y Qingdao, gracias a la celebración del Año Nuevo Lunar y al cierre por vacaciones de algunas fábricas.

En el mes de julio del 2020 se observó el último descenso en los costos de los fletes marítimos. A partir de esa fecha, comenzó una tendencia alcista que acumuló un crecimiento de hasta el 360%

En junio de 2022, los fletes de los contenedores en China volvieron a descender, según datos del Shanghai Containerized Freight Index. Los fletes en la principal ruta marítima del mundo, que es la que conecta Asia con el Norte de Europa, han descendido un 20,9% con respecto al año anterior. Asimismo, los fletes enviados a los puertos del Mediterráneo bajaron su costo en un 22,4%.

Uno de los puertos más favorecidos por estos precios bajos es el puerto brasileño de Santos, ya que los fletes provenientes de China registraron un descenso de más del 25%. Esto alivia la situación que afectaba a este puerto, ya que se había observado una disminución de la oferta debido a los altos costos.

En cambio, los costos de enviar un contenedor desde China hasta la costa este de Estados Unidos se habían mantenido relativamente estables. Es por esto que el descenso ha sido menor, pues apenas registró un 13% en comparación con el año anterior.

¿Cuáles son las causas de los bajos costos?

La principal razón que está provocando esta situación es que hay una debilidad en cuanto a la demanda en diversas rutas marítimas internacionales. En concreto, han caído los pedidos de importación en Estados Unidos de bienes producidos en China. Además, también se percibe un exceso de inventario para algunos productos en el mercado norteamericano.

Sin embargo, los fletes de contenedores de Estados Unidos con Europa han encarecido un 42% más que el año anterior. Esto, por lo que ya se ha mencionado, es porque algunos de los puertos europeos se encuentran altamente congestionados, lo que aumenta los costos. Esto comprueba que, aunque ha disminuido la congestión de los puertos, aún no se han alcanzado los niveles de fluidez previos a la pandemia.

Se estima que, si la demanda continúa descendiendo en los próximos meses, los precios de los fletes marítimos seguirán un camino paralelo. 

De igual manera, según datos de la consultora Alphaliner, muestran una caída en los niveles de flota inactiva con respecto al mes anterior. Esta situación comenzó en febrero de 2020 y hasta el momento había afectado gravemente las condiciones del mercado. Con la disminución de la flota ociosa a tan solo 43 buques, también se reducen los costos de los fletes ya que hay una mayor disponibilidad de contenedores.

¿Cuáles son las consecuencias?

Diversas empresas dedicadas al comercio internacional, han mostrado diversas consecuencias que trae la disminución en los precios de los fletes marítimos. La primera de ellas es que ahora existe una mayor disponibilidad en cuanto a los espacios de contenedores. Debido a los altos costos en las tarifas, a lo largo de muchos meses, era necesario reservar un contenedor hasta con cuatro meses de anticipación. Ahora, sólo es necesario hacerlo cuatro semanas antes.

Otra de las consecuencias respecto a esta situación es que ahora los clientes de ultramar vuelven a estar dispuestos a realizar pedidos. Con los altos precios, ciertos sectores dejaron de importar productos porque, en la mayoría de los casos, estos precios corrían a cargo de los importadores. El negocio de la exportación también parece que ha comenzado a recuperarse.

Derivado de esto, muchas empresas cuya principal actividad comercial son las exportaciones, sufrieron graves excesos de inventarios en sus almacenes de productos que no podían comercializar. Esto afectó en los ingresos que percibían, lo que también se traduce en problemas económicos para su país. Entonces, otra de las consecuencias de las reducciones de costos en los fletes marítimos es la recuperación del comercio internacional y de la economía de estas empresas.

Por último, el precio del crudo Brent (un tipo de petróleo que se extrae principalmente del mar del Norte y que marca la referencia en los mercados europeos) ha aumentado un 8,27% con respecto al mes de mayo. De igual modo, los combustibles marítimos que afectan al bunkering también han oscilado al alza. Esto es provocado igualmente por la disminución de los fletes. 

Como se ha visto, esta situación trae consecuencias mayormente positivas para el comercio internacional. Aunque en los últimos dos meses la tendencia muestra que los precios irán a la bajaesto puede cambiar debido a la saturación en los puertos chinos.

SÍGUENOS

Noticias Relacionadas